Cuatro heridos en la masacre de la frontera con Brasil llevan cinco meses esperando una intervención

Santa Elena de Uairén.- Cuatro de los 27 heridos que dejaron las protestas del 23 de febrero en Santa Elena de Uairén, donde fueron asesinadas siete personas, continúan recluidos en un hospital de Boa Vista (Brasil) a la espera de una intervención quirúrgica.

Los pacientes Alberto Delgado, Evencio Sosa, ambos indígenas; Javier Pino y Emil Barreto, cumplieron en julio cinco meses en un centro asistencial.

Los indígenas, pertenecientes a la comunidad de Kumarakapay fueron heridos con fusil durante un ataque propiciado por sujetos vestidos de militares, esto como represalia ya que habitantes de este poblado impidieron el acceso de enviados del Gobierno de Nicolás Maduro que se instalarían en Santa Elena de Uairén para frenar el ingreso de ayuda humanitaria.

Debido a las fallas en el sistema de salud en el único hospital de Santa Elena, los 27 heridos fueron llevados a Boa Vista, donde hubo reiterados llamados de parte del gobierno del estado de Roraima, para declarar la emergencia sanitaria debido al colapso del hospital.

Misioneros pertenecientes a diferentes organizaciones no gubernamentales de Brasil, llevaron a los heridos una bandera firmada por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, donde también fue estampada la rúbrica de los heridos y hoy se encuentra en Bahía, en manos de varios de los 900 indígenas desplazados de Venezuela hasta este país vecino desde las mencionadas protestas.

Cuatro heridos en la masacre.jpg

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s